Modos #2

Una nota al azar en la radio: usar el laptop en el lap (sobre las piernas) puede causar problemas de fertilidad.

Primer pensamiento: yo uso el laptop sobre las piernas con cierta frecuencia ¿tendré problemas?

Segundo pensamiento: ya tengo un par de hijos y en los planes con Andrea no figura tener más.  El asunto es irrelevante.

Tercer pensamiento: aun si se acaba lo mío con Andrea, no estoy pensando irme a armar una familia con otra mujer.

Cuarto pensamiento: Nohelia es demasiado joven.

No es que ya me imagine formalizando una relación con Nohelia.  Aun no sé lo que ella significa en mi vida más allá de ser la mujer que me desvela, literal y figuradamente hablando.  No sé qué pensará ella.  Pero es muy joven aún.  Demasiado joven.  (Tanto que de solo pensarlo ya me siento un asaltacunas.)

No es realmente Nohelia lo que me dejó realmente pensativo.  Es pensar que si se acaba definitivamente mi matrimonio y luego me enamoro de una mujer joven que me corresponda, es muy posible que el tema de tener una familia surja.  Que aunque yo ya no me sienta en edad de seguir criando mi pareja sí quiera comenzar a hacerlo.

El futuro es incierto, realmente.  Las inercias son grandes, también.  Y la edad es algo que me empieza a asustar y me hace querer aferrarme más a lo que ya es.

Damn!

Anuncios

Acerca de gabisson

Copy of a human being
Esta entrada fue publicada en Ensayos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s