Ese juego

A veces me siento un maldito manipulador.  Y, en ocasiones, a veces también un maldito pero exitoso manipulador.

No me siento del todo satisfecho con mi vida sexual.  Igual, no tengo nada con qué comparar, sólo he estado físicamente con una mujer en toda mi vida y con mi imaginación.   Hay algún par de cosas que no me gustan de cuando estamos juntos como su manía de limpiar todo una vez terminamos, o que por mucho tiempo su idea de planificación familiar haya sido el coitus interruptus, combinado a que se siente sucia o mal ante alternativas como la masturbación mutua o personal.

Siento que sólo a punta de manipulación he logrado flexibilizar ciertas reglas de esta dinámica de pareja.  Y eso no es sano para mí.  No es sano porque me siento culpable.  Porque siento que, cuando su sentimiento de culpa sea menor, que es lo deseable, se sienta traicionada.  Por que, en últimas, siento que la dejé de amar hace mucho tiempo y que si bien creo que es sano algo de sexo entre personas que no se aman esto debería venir de un acuerdo mutuo y no de autoengaños y engaños mutuos.

Y la manipulación es eso: engaño.

Anuncios

Acerca de gabisson

Copy of a human being
Esta entrada fue publicada en Ensayos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s