Mi historia

Hace poco miraba las fotos de Jenifer en Facebook, fotos recientes y sigo viendo la misma mujer de la que me enamoré hace casi 20 años.  Muy linda.

Con Nohelia no me volví a hablar.  A veces es mejor así pues ello me ayuda a seguir firme con mi decisión, pero aún hay cosas que duelen.  Duele recordar.  Duele saber que perdí a mi cómplice, así como duele preguntarme aún porqué no resultó que hubiere un acercamiento mayor y que, por el contrario, todo se desbaratara.

Había demasiadas cosas en contra.

Comenzando porque no era un hombre libre.  Cuando pasó esta historia yo daba por perdido mi matrimonio, pero no era yo el que estaba tomando las riendas de mi vida ni las decisiones en uno u otro sentido.  Me sentía desesperanzado, pero no estaba pensando en separarme, en liberarme.  Yo no era libre entonces ni tenía planes de liberarme.

También estaba la diferencia de edades.  Yo acercándome a los 40 y ella apenas pasando de los 20.  Yo no sé si debí saberlo, pero ella era mucho más madura de lo que su cédula indicaba.  No ví edades.  No quice ver.  Pero cuando lo miro desde la otra perspectiva claramente yo soy signifcativamente más viejo que ella.

Por otro lado, nunca he creído ser particularmente buenmozo.

Casado, viejo y feo.  Muchas veces me pregunto todavía porqué en algún momento guardé alguna esperanza de que ella se fijara en mí.

También me pregunto por qué ella en algún momento se conviertió en mi todo.  Un todo por el que estuve dispuesto a que no me importara perder mi familia.  Un todo por el que llegué a creer que todas mis demás tragas dejaron de importar.

Sí.  Ella fue especial.  Tal vez porque coincidió una hermosa mujer con una identificación, una conexión en la forma de pensar y de mirar el mundo.  ¿Pero qué tan especial es?  Andrea tambié es especial.  No en vano hace 14 años conecté con ella de una forma como nunca antes ni después conecté con otra mujer.  Y cuando digo que “después” es porque mi conexión con Andrea es más grande que cualquier cosa que pude tener con Nohelia.

Andrea es mi soporte, mi apoyo, mi mujer, mi pareja, mi media naranja.

Yo me sigo enamorando.  Me gustan las mujeres.  Admirar su belleza.  Sentir conexiones.  Soñar con ellas.  Fantasear con ellas.  Tal vez a Andrea no le guste esto y supongo que la entiendo.  Me gustaría que no se sintiera insegura.  Que si me gusta otra mujer no es porque la dejé de querer.  Que si fantaseo con otra mujer no es porque algo me haga falta.

Veo a Jenifer y sus fotos recientes y veo a una mujer que me gusta y recuerdo lo que sentí hace casi 20 años.  Recuerdo ese abrazo con el que nos despedimos.  Fantaseo con lo que pudo haber sido.

No lo añoro.  No deseo que las cosas hubieran sido diferentes.  Jenifer fue una parte importante de mi vida entonces y queda como un capítulo cerrado de mi historia.  Mis fantasías son mis fantasías pero no mis propósitos ni mi plan de vida.

Y hoy me sigo enamorando.  Hay mucha belleza en esta vida, y no sólo la belleza física de una mujer sino sus formas, sus personalidades y los razgos de esas personalidades que se conectan con la mía aunque ellas no lo sepan.

Y sigo fantaseando.  Aun tengo muchas preguntas con respecto al sexo, por ejemplo.  Experimentos que no podría hacer con Andrea y no por tabú, sino porque Andrea no es alguien diferente a Andrea, p. ej. alguien que luzca diferente.

Pero no es mi propósito de vida hacer realidad mis fantasías o tomar en mis brazos a toda mujer de la cual me enamore.  Mi propósito es continuar con mi historia, entregarme a ella, surgir.  Y mi historia es Andrea.  Mi historia son mis hijos.

Anuncios

Acerca de gabisson

Copy of a human being
Esta entrada fue publicada en Reflexiones vagas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mi historia

  1. seguro que quieres eso???
    eso no te reafirma tus inseguridades?
    concéntrate en Andrea y deja de andar mariposeando, quién quita que te siga una de tus fantasías?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s