Transgresiones

Y es así como estás en un vagón del metro o en un bus atestado y de repente te dan ganas de pasar tu mano por la cintura de esa mujer que va a tu lado.

No se trata del acto abusivo de tocarle el trasero.  Más bien lo que quieres es un abrazo cómplice.  Ella y tú por un momento compartiendo esa cercanía física en medio del tumulto. Que su cabeza se recueste sobre tu hombro.

Sin mediar palabras.

Por mucho despedirnos al final del viaje deslizando los dedos de nuestras manos y quedarnos así, sin saber quién es el otro, sin que nos importe saber quien fue nuestro cómplice en esta transgresión anónima e inocente.

Anuncios

Acerca de gabisson

Copy of a human being
Esta entrada fue publicada en Reflexiones vagas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Transgresiones

  1. Pingback: Divagaciones eróticas | Amaneceres con Gabisson

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s